Videos

Loading...

miércoles, 30 de enero de 2008

vuelve el astro?


Zidane quiere volver al Madrid. Ese es el flash de la noticia que ayer se maduró en una comida privada que mantuvo el genial futbolista francés (retirado tras el Mundial de Alemania) con Ramón Calderón y Pedja Mijatovic en el restaurante Castellana 279 .

Zizou, que llegó a la cita acompañado de su representante Alain Migliacio, se mostró muy receptivo y le dejó claro al presidente blanco que después de un año y medio retirado de los terrenos de juego "quiero volver al fútbol para ayudar en lo que pueda ser útil, y para mí el Madrid sigue siendo mi casa..."

Calderón se mostró halagado con la propuesta del marsellés, que ya le puso sobre aviso con dos conversaciones telefónicas mantenidas en las últimas semanas. Tras anunciar Zidane en L'Equipe Magazine que quería volver al fútbol, "pero no sé de qué forma", el mandatario madridista recogió el guante y propició la comida de ayer para escuchar al segundo galáctico de Florentino, contratado un año antes de que Calderón entrase en la directiva del ex presidente.

Zidane expuso que su único problema actual es el tiempo, dado que mantiene compromisos con las ocho firmas publicitarias que siguen explotando su imagen. Pero manifestó a Calderón que echa de menos el fútbol y que piensa que en el Madrid puede ayudar sobre todo en el trabajo con los niños de las categorías inferiores, donde juegan sus hijos Enzo (Infantil B) y Luca (Benjamín B).

Zidane es un asiduo en Valdebebas los fines de semana, por lo que conoce bien a los chavales y la labor de adiestramiento y mejora de la técnica que podría ofrecer a los futuros talentos del Castilla.

Calderón se emplazó con él a una nueva reunión para confirmar todos los aspectos (en las próximas semanas), aunque quedó descartado que Zizou volviese al club como embajador o relaciones públicas. Ni vale ni le gusta...

"Da gusto ver lo unido que está el vestuario..."

El 25 de abril de 2006, Zidane explotó en Canal+ Francia. "Me voy, lo dejo. No puedo arrancar un año más". La reciente dimisión de Florentino, la caía libre de los Galácticos y el caos institucional que vivió el Madrid esa temporada forzaron al francés a adelantar un año su retirada y a renunciar a los 12 millones de euros que tenía por contrato para el curso 2006-07. El dinero no es problema para Zizou, que ahora se ha ofrecido a volver sin cobrar nada a cambio. Se le ve entusiasmado con el nuevo Madrid y así se lo expresó a Calderón y a Mijatovic: "Da gusto ver lo unido que está ahora el vestuario. Disfruto contemplando la pasión y el compromiso que muestran los jugadores en el campo. Jugando así pueden ganar varios títulos...".

martes, 22 de enero de 2008

Gran victoria!!!


Gran victoria del Real Madrid sobre el Atletico de Madrid en el derby de la capital de España.

Cuando solo habian pasado 31" del primer tiempo, Raul el capitan madridista, adelantaba a los blancos con un gol de los suyos, de estar en su sitio, en boca de gol. Balon perdido por Pablo que Robinho atento a la jugada y haciendo presion sobre el defensa, consigue recuperar, en un palmo de terreno dribla al defensa rojiblanco y realiza el pase de la muerte sobre el 7, que marca de tiro cruzado, al que nada puede hacer Abiatti.

Gol, 0-1, y vuelven los fantasmas sobre el Calderon.

Todo y eso el Atletico lo intento, y en un corner sacado por Simao, el ex azulgrana Motta, suelta un testarazo que da en el larguero de la porteria de Iker Casillas, que mas tarde en unas cuatro ocasiones, volveria a ser protagonista de un encuentro, como ultimamente nos tiene acostumbrados.

Como antes ocurria con el "niño" Torres, Casillas tiene que amargar la existencia de algun delantero rojiblanco, en esta ocasion le toco el turno al Kun Agüero. El chaval lo intento por activa y por pasiva, pero no habia manera de anotar un tanto en la porteria de Iker, y acabo desquiciado, el mejor de su equipo.
Forlan, tambien tuvo alguna intervencion, pero estuvo mas gris que en otras ocasiones.

Y antes de llegar al descanso, aparecio Ruud VanNistelrooy para marcar su golito de cada partido. Sneijder saca un corner y en otro error del defensa atletico Pablo, que deja sin marcaje a VanNistelrooy, empalma una semi bolea que acaba en el fondo de la porteria colchonera, pese a la estirada de Abiatti, que nada pudo hacer, 0-2, tres puntos más pal bote, 7 con el Barça y 13! con el Atletico, esto suena a Aliron.

jueves, 17 de enero de 2008


Copa del Rey | Real Madrid 0 - Mallorca 1

Al Madrid le falla su pegada

Nada se le puede reprochar al Real Madrid, que jugó bien, creó ocasiones, mostró entrega y compromiso, pero al que le faltó su habitual efectividad ante el gol el día que más la necesitó. Será el Mallorca quien estará en cuartos de final, donde se medirá al Getafe. El Madrid fue derrotado con el arma con el que acostumbra a superar a sus rivales.


El fútbol es caprichoso y el Real Madrid ha sido víctima de uno de esos caprichos que tantas veces le hicieron feliz. El conjunto que entrena Bernd Schuster completó uno de sus mejores partidos de la temporada, fue muy superior al Mallorca, pero lo faltó lo que le suele sobrar, acierto ante el gol. Disfrutó de infinitas ocasiones y todas ellas las desperdició. El Mallorca tuvo una y la convirtió. El equipo de Goyo Manzano pagó al Madrid con la misma arma con la que suele ajusticiar a sus rivales.

En el fútbol las diferencias las marcan, entre otros muchos aspectos, la calidad individual, la técnica, la preparación física, los sistemas, pero también la actitud y, sobre todo, los goles. El éxito pasa por una combinación de esos ingredientes. Sin calidad es complicado triunfar, pero sin actitud se antoja casi imposible. Al Real Madrid le sobró toda la actitud que le faltó en la ida y completó uno de sus mejores partidos de la temporada. Dominó con autoridad, estuvo bien situado, movió el balón con criterio, supo abrir el juego por las bandas y fue infinitamente superior al Mallorca, al que pudo golear. Pero el Mallorca tuvo lo que le sobra siempre al Madrid, acierto y efectividad en el remate. Tuvo una ocasión en todo el encuentro, la convirtió en gol y ahí se ganó el pase a cuartos de final.

Disfrutó de innumerables ocasiones, pero las malgastó de mala manera y reclamó, sin insistir demasiado, algún penalti. Higuaín y Saviola dieron todo un recital de cómo desperdiciar oportunidades. Remates desde todas las posiciones, posturas y distancias, con la cabeza y con los pies. Los balones que no se fueron fuera terminaron siendo despejados por Moyà, el portero del Mallorca que fue acribillado en la primera parte y terminó convertido en figura.

La combinación de titulares y suplentes que presentó Bernd Schuster fue capaz de dibujar una imagen del Madrid que se acercó más que ninguna otra a esa excelencia que se busca desde todos los estamentos del club. Eso nos devuelve a la reflexión anterior. La actitud aumenta las virtudes y disimula los defectos.

Algunos futbolistas como Drenthe, por la izquierda primero y la derecha después, y Gago, que esta vez sí mandó, tuvo presencia y mostró su jerarquía, completaron quizá su mejor encuentro desde que aterrizaron en el Bernabéu. No se puede decir lo mismo de Saviola o Higuaín, tan entregado a la causa madridista como peleado con el gol. Y entre medias de todos ellos surgió de nuevo la figura de Guti, perfecto director de orquesta.

El Mallorca sufrió el buen juego del Madrid, vivió encerrado en su campo en el primer tiempo y apenas tuvo el balón en sus pies. Nunca se sintió cómodo y respiró aliviado cuando el árbitro señaló el camino de los vestuarios. No le gustó lo que vio a Goyo Manzano, que en el descanso retiró a Trejo para dar entrada a Ibagaza. Con ese cambio comenzó a ganar el pase a cuartos.

Se espabiló algo el Mallorca, se dio cuenta de que había vida cerca de la portería de Dudek y ganó seguridad en defensa. Por momentos pareció dormido el Madrid, que, sin embargo, no tardó en recuperar el mando e inclinar de nuevo el campo a su favor. Acosó al Mallorca, buscó el gol por todos los caminos posibles, pero las ideas ya no eran las mismas que en el primer tiempo y el conjunto de Manzano no sufrió tanto.

La salida de Van Nistelrooy por el lesionado Saviola fue anecdótica y Robinho no aportó más que algún regate por la izquierda. El Madrid fue perdiendo profundidad, comenzó a alejarse de la portería de Moyà y acabó sorprendido y derrotado con sus mismas armas. Valera sacó una falta, Cannavaro y Marcelo no estuvieron atentos e Ibagaza superó a Dudek con una sutil vaselina. Ahí se acabó la Copa para un Madrid acostumbrado a vivir de su pegada y al que le faltó gol el día que mejor jugó.


viernes, 11 de enero de 2008

2-1...... y gracias


El Mallorca pega primero


Dice el presidente del Mallorca que cuando llueve en Palma pierde el Madrid. La certeza no es muy científica pero lo cierto es que diluviaba hace dos años, cuando Florentino vio caer al equipo y decidió su dimisión, y también lloviznaba anoche, cuando el Madrid se entregó a un partido que nunca le apasionó demasiado. Hubo, en definitiva, una diferencia de motivación, que es el estímulo que te despierta la tarea que afrontas. La clave es que el Mallorca entendió el partido como un desafío y el Madrid como un papeleo.

Por otro lado, el encuentro mide el punto más bajo que puede alcanzar este Madrid que tiene la tensión disparada, alta o baja, y que pasa de lo exquisito a lo vulgar. La primera conclusión que podemos extraer es que Van Nistelrooy pesa más que Casillas, por la simple razón de que Iker al menos tiene un sustituto, Dudek, que cumple sin presumir. Sin embargo, no hay recambio para el delantero centro. Y entonces los goles son milagros.

El partido nos despistó de inicio. Las alineaciones parecían una declaración de intenciones. En el Mallorca, con respecto al partido contra el Barcelona, sólo repetían Fernando Navarro, Varela y Basinas. El resto, suplentes. Algunos, mucho. Ramis, por ejemplo, sólo ha disputado 13 minutos en Liga. El negro Trejo, 48. Arango, que en la víspera asumía su papel de referente en ataque, empezaba en el banquillo. Quedaba claro que Manzano no puede olvidar ni un segundo que el equipo está a tres puntos del descenso en la Liga.

En el Madrid, en relación al encuentro contra el Zaragoza, repetían Sergio Ramos, Robinho, Sneijder y Raúl. Además, volvía Pepe. Si pensamos que Guti y Gago son semititulares, el equipo resultante era de primer rango.

La decisión más llamativa era la suplencia de Saviola, cuya situación es ruinosa. Ni siquiera le sirve la lesión de Soldado, que le había adelantado en el escalafón. Drenthe está en situación parecida. Balboa, notable en el último partido copero contra el Alicante, se sentaba junto a ellos.

Bien, pues los primeros minutos llevaron la contraria a las tarjetas de presentación. El Mallorca, seguramente consciente de su inferioridad, o espoleado por eso, salió más interesado en el partido. A cambio, el Madrid dominó burocráticamente. La consecuencia es que a los doce minutos Tuni burló a la defensa del Madrid y conectó con Trejo, que pecó de ansiedad y disparó muy alto.

Desde el primer instante nos dedicamos a estudiar a este muchacho, que tiene aire de buen futbolista y ayer confirmó el presagio. Lo cierto es que de cada joven jugador argentino esperamos una estrella, tal vez porque no hay una nacionalidad más sugerente ni un mejor acento para prometer.

Acoso. El Mallorca apretó al filo del cuarto de hora y entonces disfrutó de su mejor oportunidad. En este caso la asistencia fue del madridista Torres, que retrasó a su portero contraviniendo los manuales del futbolista, capítulo 1, pases al portero: "Que no haya rivales en el horizonte". El canterano retrasó en diagonal y Víctor, que estaba al acecho, interceptó el balón. Su remate, claro y evidente, se tropezó con Dudek.

Borja Valero siguió el asedio. Criado en la cantera del Madrid, es un jugador con clase y visión de juego que todavía no se ha consolidado en el equipo titular del Mallorca, quizá porque Ibagaza completa el cupo de genios ligeros. Su disparo rebotó en Michel y rozó la escuadra. En el córner siguiente, sacado por el propio Borja, Varela peinó al segundo palo y le faltó un pelo para marcar.

Raúl estiró al Madrid con un chut a la media vuelta, pero el Mallorca volvió a la carga. Desde la posición de lateral adelantado, Fernando Navarro buscó el tiro donde cualquier otro hubiera probado el centro al área. El chutazo, golpeado con el exterior, se hubiera colado por la escuadra de no impedirlo Dudek (no es Casillas, es la camiseta).

En la continuación de la jugada, marcó el Mallorca. Valero lanzó otro córner impecable y Trejo aprovechó la transparencia de Ramos e Higuaín, que saltaron sin mirar y sin tapar. El negro controló, fusiló y se sintió el rey del mundo. Le duró poco.

No habían pasado ni 30 segundos, cuando Sneijder centró, la pelota rebotó en Ramis y el rechace cayó sobre Higuaín, que enganchó una volea prodigiosa que entró por la escuadra. Cuando el Madrid se comporta así deja de ser un equipo para convertirse en una unidad de destino en lo universal. Un mazo divino.

Trejo volvió a ser protagonista al estrellarse contra Dudek en un balón largo. Pudo ser penalti porque el portero tocó con su pierna izquierda la derecha del argentino y porque el choque se localizó sobre la raya de la frontal. El árbitro no vio nada y Trejo se llevó como recuerdo un golpe en las costillas que terminó por retirarle del campo en el minuto 37. Una lástima.

Quejas. El Mallorca volvió a reclamar penalti en el último tramo de la primera mitad. Borja Valero desbordó a Michel y el lateral le atrapó con las piernas cuando se escapaba. Esta vez pareció claro, pero Delgado Ferreiro se hizo del colegio sueco. El público ya no tuvo dudas: el enemigo era él.

No hubo cambios al descanso, ni físicos ni espirituales. Por eso Arango no encontró oposición para conducir en dirección a Dudek y atacarle por bajo. El balón tenía más de pulga saltarina que de torpedo, pero se coló igualmente y reventó la leve oposición del Madrid.

Schuster tardó más de una hora en hacer cambios. Saviola entró por Raúl y Balboa, por Sneijder. Si el holandés había estado negado, el capitán había parecido indefenso, quizá por el ardor de los centrales o tal vez por la ausencia de Van Nistelrooy.

Un minuto después, Saviola falló lo imposible. Balboa culminó su primera carrera por la banda con un centro al área y el balón, que Higuaín no acertó a rematar, alcanzó a Saviola, que estaba solo en boca de gol. Su remate, que tenía 14 metros cuadrados de diana, se estrelló contra la agilidad de Moyá.

Personalmente, sigo pensando que Saviola es un futbolista muy aprovechable en cualquier equipo, pero la verdad es que no termina de encajar en el Madrid (que no es cualquier equipo) y temo que el asunto sea definitivo, especialmente después de un fallo tan descomunal. Históricamente, el club tolera una levedad butragueñil que no es la de Saviola, ya sea por su personalidad o por sus condiciones, menos románticas.

El Mallorca tuvo la tentación de replegarse, pero no lo hizo. Manzano también vio cómo su lado ambicioso vencía sobre el precavido y la entrada de Jonás alargó varios metros al equipo y en consecuencia lo hizo más peligroso. Después salió Ibagaza.

En uno de esos contragolpes, Borja Valero buscó en largo a Arango y el venezolano lo agradeció con un empalme sublime que rechazó Dudek con el lógico picor de manos.

Balboa se retiró lesionado y el Madrid afrontó los últimos minutos con Drenthe y mayoría de meritorios sobre el césped. Se acercó bastante, pero le faltó profundidad y, seguramente, talento. A diferencia de Gago, insulso, Guti había mejorado en el último tercio, pero no encontró marinería.

Drenthe reclamó penalti en una de sus incursiones desmelenadas, pero anoche el árbitro silbaba hacia dentro y dejaba pasar, como el Madrid. Hay eliminatoria y hay Mallorca.

jueves, 10 de enero de 2008

Dejar de fumar


Señoras y señores, al fin lo he conseguido! Me he animado a dejar el vicio del tabaco!

Llevo exactamente 4 dias y si os soy sincero, no me esta costando tanto como me esperaba. Para ser que llevaba unos 15 años fumando un paquete diario.... Los cigarrilos que mas encuentro a faltar son los de despues de las comidas, ahi es donde peor lo paso, pero el resto del dia, si estoy entretenido, la verdad es que casi ni me acuerdo, tengo pequeños flashes, pero desaparecen enseguida, para mi consuelo.

Espero que esto siga asi, porque de esta manera creo que lo conseguire. Otras veces prove a fumar menos, a cada hora, etc, etc... pero no habia manera, a la que me descuidaba un poco, ya estaba fumando como un carretero, porque, si os soy sincero, el hábito de fumar me gusta, lo dejo mas por una cuestion de calidad de vida y salud, que no por el habito en si, no me molesta el olor, no me sabe mal y disfruto del fumar, pero, no es nada bueno para mi salud. Cuando haya un tabaco innocuo (xD) pero demostrado cientificamente, vuelvo a fumar, hasta entonces...


Chao chao tabaco :)

viernes, 4 de enero de 2008

Sevilla-Barça, choque estrella


A las doce del mediodía, en la sede de la RFEF, se llevó a cabo el sorteo de los octavos de final, así como el de cuartos, de la Copa del Rey en la que el bombo, por primera vez en muchas ediciones, sólo incluía equipos de Primera división, con lo que sorteo se produjo de forma directa, siendo el orden de los equipos el mismo en el que cada bola de cada equipo fuese saliendo. Los partidos, a doble eliminatoria, se jugará el 9 de enero la ida y el 16 de enero la vuelta.

La primera bola en salir fue la de Recreativo de Huelva, que se medirá al Villarreal, jugándose la ida en el campo del decano del fútbol español y la vuelta en el estadio de El Madrigal. El segundo emparejamiento fue la primera bomba del sorteo. Dos equipos de Champions, el actual campeón de la competición, el Sevilla, jugará ante el Barcelona, siendo el partido de vuelta el que se dispute en el Camp Nou. El Zaragoza conoció su rival después, será el Racing Club, que jugará el encuentro de vuelta en su casa, en Santander.

Tras conocerse los primeros enfrentamientos, se conoció el rival del Real Madrid. Será el Mallorca, que jugará el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu. El Athletic Club jugará ante el Espanyol, el primer partido en casa el segundo en Barcelona, mientras el Betis recibirá en octavos al Valencia. El Atlético de Madrid jugará su eliminatoria ente el Valladolid, el partido de ida en el Calderón, la vuelta en Valladolid. El último encuentro deparó el enfrentamiento entre el Getafe y el Levante.

Sorteo de cuartos

Tras conocerse los enfrentamientos de octavos, se dio a conocer el orden en los cuartos de final. El vencedor del Recre y el Villarreal se medirá al ganador del Sevilla-Barcelona. El segundo partido de cuartos lo disputarán los vencedores de los partidos entre el Betis y el Valencia ante el Atlético de Madrid - Valladolid. Jugarán en casa aquellos cuyo partido saliese en el emparejamiento en primer lugar.

Los ganadores del encuentro entre el Getafe y el Levante se medirán al que resulte vencedor del partido entre el Real Madrid y el Mallorca, y finalmente, el vencedor del Zaragoza-Racing jugará ante el que gane del Athletic y el Espanyol.

Así serán los octavos de final

(1) Recreativo de Huelva - Villarreal

(2) Sevilla - Barcelona

(3) Zaragoza - Racing Santander

(4) Mallorca - Real Madrid

(5) Athletic - Espanyol

(6) Betis - Valencia

(7) Atlético de Madrid - Valladolid

(8) Getafe - Levante

Así serán los cuartos de final

Vencedor 1 - Vencedor 2

Vencedor 6 - Vencedor 7

Vencedor 8 - Vencedor 4

Vencedor 3 - Vencedor 5

Guti, el unico no suplente.


La atención se centraba en ellos, Robben y Guti, dos titulares que no lo son. Diríamos que nada tienen en común si no fuera porque ambos son zurdos y rubios, dos particularidades que hermanan, porque distinguen genios, guapos y guapas e incomprendidos en general. Su protagonismo fue absoluto si pensamos que Robben abrió el marcador y Guti lo cerró cuando faltaban 18 segundos para la prórroga, a pase de Robben. Entre medias se pelearon, se lanzaron reproches y se reconciliaron. Y como suele ocurrir después de los reencuentros (amistosos, amatorios, cinematográficos) tras la paz se miraron más y se vieron mejor. Quienes coinciden en tantas diferencias (zurdo, rubio, talento, suplente) están forzados a entenderse y aliarse. Ayer ganaron ellos y perdió el mundo normal, el razonable.

También perdió el Alicante, pero menos. Su partido fue impoluto. Se equivocó poco, se atrevió mucho y se agarró de la suerte y de su portero, Ricardo, fantástico guardameta en la ida y en la vuelta. En resumen se podría señalar que el destino fue benévolo con el Alicante durante el tiempo reglamentario, pero no soportó el añadido. Si en el Rico Pérez al equipo le sobró el último minuto (gol de Balboa), anoche se encontró con 18 segundos de más. En definitiva, un suspiro. De pena y de orgullo. El Alicante se marchó con la cabeza alta y creció un palmo; seguramente ahora vislumbre un futuro mejor.

El partido tuvo mejor aspecto que sabor, como sucede en estos tiempos con los tomates seductores y las frutas que nos seducen, ya me entienden. No obstante, lo devoramos con ansia, como también ocurre. Para empezar, el público respondió, aunque sin exagerar, porque el frío polar y el agua dificultaban la supervivencia a cielo abierto. Suerte que el Bernabéu tiene visera y calefacción de brasero.

Después, las alineaciones y las actitudes nos situaron ante un choque animado y competido, donde el Madrid pretendía resolver pronto e impedirlo el Alicante, que vestía con el color de la sopa de calabaza. En esos primeros instantes se descorchó Balboa, que ya no volvió a taponarse. Sus carreras por la banda le descubrieron más alto y más rápido, más ágil que ningún otro futbolista. Nada más empezar, Higuaín cabeceó sin fuerza un gran pase del canterano y Soldado no pudo rematar otro que era igual de bueno.

Prueba. La reflexión inmediata es que, a sus 22 años, Balboa merecería más minutos de calidad que midieran su altura y que sirvieran para encajarlo en el lugar adecuado. Y lo mismo vale para Soldado (24 días mayor), al que se sacó de Osasuna para verlo torear con picadores y apenas se le ha visto de luces. Por otra parte, su partido concentró todos los ingredientes del delantero ansioso: precipitación, desesperación y agotamiento. No marcó, pero estuvo muy cerca de hacerlo. Y vaya en su descargo que en cada fallo tuvo más responsabilidad Ricardo que él.

El Alicante respondió a esos primeros empellones con serenidad. Ni se encerró ni se acomplejó. Haciendo del orden virtud, se sacudió la presión y salió tocando, movido en los últimos metros por Cañadas, que es el conspirador. Siguiendo esos pasos Joan Tomás peinó un córner en el primer palo y se quedó a medio metro de inaugurar el marcador y la revolución.

Con ese panorama, el Madrid con rifle y el Alicante con florete, llegó la jugada del partido, la psicológica. Guti quiso sorprender al enemigo en un saque de falta y sorprendió a Robben, que no corrió a por la pelota y la vio perderse en el horizonte. El rifirrafe que siguió no se escuchó pero se imagina fácil: el capitán le reprochó que sólo quisiera recibir el balón a los pies y el holandés le contestó que si pretendía que alcanzara esos pases que le regalara una motocicleta de 125.

La consecuencia es que en las siguientes jugadas Guti sólo miró a estribor y Robben sólo se observó las botas. Hasta que Higuaín deshizo un lío en la frontal del área e iluminó el camino del gol. Robben se colocó entonces en posición de ballesta, chutó de arriba a abajo y marcó gol. A Guti le pilló lejos y no le abrazó.

Pero el amor brotó muy poco después: Guti tendió una mano en forma de pase en profundidad y Robben la estrechó al galope. La salida de Ricardo evitó el segundo tanto del holandés, algo que hubiera reforzado la moral del delantero, aunque ya no sabemos si Robben desconfía de sí mismo o de nosotros, porque en ocasiones se comporta como si no le entendiéramos los chistes, o los regates. Tal vez por eso los dosifica.

Balboa siguió corriendo por la banda y el Alicante continuó colándose por cada grieta. En su acercamiento más claro, Álvaro se estrelló con un acertadísimo Dudek, que se vistió como Casillas y se pareció algo, de lejos.

La segunda mitad arrancó con ocasiones clarísimas del Madrid, muchas de ellas en botas de Higuaín, que sigue peleado con el gol. La contumacia indica que el problema es algo psicológico que necesita terapia, abrazar la portería, recorrerla, colgarse del larguero y luego saltar a la red, como un atún. Seducirla, al fin. Poseerla.

El esfuerzo del Alicante fue premiado con el gol de Borja. Tito abrió a la derecha, Álvaro centró y el delantero cabeceó picado y mortal. El gol valía la prórroga y, sobre todo, la esperanza.

Pero en ese instante salió el Madrid y el Bernabéu. Gago tiró al palo, Robben rozó la escuadra y Saviola remató junto al palo. Hasta que en el tiempo añadido, a falta de 18 segundos, surgió Guti. Recibió de Robben, se acomodó a la zurda y la soltó al viento. Ricardo sólo pudo seguir la pelota con la mirada.

Guti había rescatado el planeta justo al final de la película, como le gusta, venciendo los problemas y las críticas, subiendo las montañas y navegando contra el viento, reivindicando su talla con el grito infantil de los niños que salvan el ego, la chica y el mundo: por mí, por todos mis compañeros, y por mí el primero.

Google